Lost in Covid-19: la traducción de China a Madrid

El impacto del covid-19 en la traducción

“Vivo en Liaoning, provincia situada al noreste de China, que no se ha visto muy afectada por la pandemia del ​covid-19. La situación se ha podido controlar bastante bien con las medidas de confinamiento y segregación instauradas por el Gobierno, así como mediante el control del desplazamiento de personas y la distribución de material sanitario,  mascarillas, etc. También los premios y sanciones por cumplimiento o incumplimiento de las normas han surtido bastante efecto”.  Así describe cómo está viviendo esta situación Xian Tiao Hu, traductora con 15 años de experiencia afincada en China.

En lo que respecta a la traducción, a nivel general podemos destacar aspectos negativos, y también positivos. Con el cierre y la restricción de control en las aduanas es obvio que el coronavirus va a afectar al turismo, el sector que más aporta al PIB, y de ahí, también a la economía y el sector de la traducción.

Pero también existen aspectos positivos, como un incremento de las traducciones de documentos y publicaciones. En estas semanas se están escribiendo gran cantidad de artículos sobre el coronavirus, así como investigaciones y otras publicaciones de naturaleza científica.

​Se están celebrando numerosas reuniones en las sedes de los gobiernos, en la UE, la OMS, etc. que evidentemente requieren del trabajo de muchos traductores e intérpretes.

Y es que a medida que el virus va avanzando por diferentes países y regiones, las traducciones también se hacen más necesarias. Las empresas quieren informar a sus empleados, que en muchos casos están repartidos por diferentes países, ya que la información resulta vital para evitar más caos e histeria en situaciones como la que estamos viviendo.

En ABZ estamos recibiendo encargos de empresas con plantas en EE.UU. y China que sufren especialmetne las consecuencias de la pandemia.
Asimismo, semanalmente también recibimos un considerable volumen de trabajo concerniente a publicaciones y textos por parte de las autoridades de Sajonia, destinados a mantener informados a sus ciudadanos en varios idiomas, detallarles las distintas fases de confinamiento, instruirles en el uso de mascarillas, etc.

La información es poder, y en estos días también es vital para nuestra salud física y mental.

Alicia González Leyva

>